Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Vestuario de protección para Riesgo Biológico al que se enfrentan los Servicios de Emergencia. 24-09-2020
    Share

Uno de los tipos de Peligro al que se pueden enfrentar los trabajadores de Servicios de Emergencia es el RIESGO BIOLÓGICO (como hemos visto en los últimos meses); estos pueden entrar en contacto con agentes biológicos y por ello es esencial que cuenten con Equipos de Protección Personal e Individual, Seguro y Fiable, para evitar la contaminación DUAL, infección y propagación de gérmenes.

¿Qué son los agentes biológicos?
Puede obtenerse una definición completa en la Directiva 2000/54/CE de la Unión Europea sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo. Principalmente, el término “agente biológico” se refiere a microorganismos como las bacterias, los virus y los hongos.

De conformidad con esta directiva, también se refiere a los materiales biológicos, incluidos los que han sido modificados genéticamente, así como a los agentes. Lo mas importante es que estas sustancias pueden ser patógenas, sensibilizantes o toxicas. Los agentes biológicos tienen la capacidad de afectar negativamente a la salud humana de distintas formas, desde reacciones alérgicas relativamente leves a enfermedades graves, e incluso la muerte.

¿Qué son los grupos de riesgo de los agentes biológicos?

La directiva mencionada exige que se clasifiquen los agentes biológicos en cuatro grupos de riesgo, en función de su nivel de riesgo de infección y propagación:

Grupo de riesgo 1: agentes biológicos que resulte poco probable que causen enfermedades en el hombre.

Grupo de riesgo 2: agente biológico que pueda causar una enfermedad en el hombre y pueda suponer un peligro para los trabajadores; es poco probable que se propague a la colectividad; existen generalmente una profilaxis o un tratamiento eficaces.

Grupo de riesgo 3: agente biológico que pueda causar una enfermedad grave en el hombre y presente un serio peligro para los trabajadores; existe el riesgo de que se propague a la colectividad; pero existen generalmente una profilaxis o un tratamiento eficaces.

Grupo de riesgo 4: agente biológico que pueda causar una enfermedad grave en el hombre y suponga un serio peligro para los trabajadores; existen muchas probabilidades de que se propague a la colectividad; no existen generalmente una profilaxis o un tratamientos eficaces.

¿Cómo entramos en contacto con los agentes biológicos?

Una gran variedad de actividades pueden ponerle en contacto con bacterias, virus u hongos, por ejemplo:

1. La fabricación y utilización de agentes biológicos (esto incluye, por ejemplo, el aislamiento, la producción, propagación, uso, tratamiento, llenado, transferencia, mezcla, suministro y eliminación).

2. Contacto por razones profesionales con personas, animales, plantas, productos biológicos, objetos y materiales (si implica la liberación de agentes biológicos y el contacto con los mismos).

ROPA DE PROTECCIÓN CONFORME A LA UNE-EN 14126:2003

Ramos STS ofrece Vestuario de Proteccion que abarcan los cuatro grupos de riesgo, así como los Tipos 3 a 6. La efectividad de barrera que proporciona el tejido debe analizarse en el ensayo del agente infeccioso correspondiente en función de la forma del agente biológico, los niveles de exposición, la naturaleza del trabajo y el riesgo de infección. También debe tenerse en cuenta el tipo de costura y la robustez mecánica del material.



PROTECCIÓN RESPIRATORIA FRENTE A RIESGO BIOLÓGICO

Las Mascarillas para la protección contra el riesgo biológico deben tener como requisito mínimo la conformidad con los requerimientos fundamentales indicados en la Directiva Europea 89/686/CEE (nuevo Reglamento UE 425/2016) otorgada por el cumplimiento de la normativa europea EN 149:2001+ A1: 2009 y, por consiguiente, marcados CE.

La norma EN 149 clasifica los productos en las clases FFP1, FFP2 y FFP3 con eficiencia filtrante creciente.

FFP1 > 78%
FFP2 > 92%
FFP3 > 98%


Se diferencia entre facial filtrante desechable y facial filtrante reutilizable (para varios turnos de trabajo).

Para poder identificar la clasificación en el producto, se utilizan las siguientes marcas:

NR, para faciales no reutilizables;
R, para faciales reutilizables para más de un turno de trabajo.

Si se efectúa el control de larga duración con polvo de dolomita, el facial filtrante debe ser marcado D.

Las Mascarillas Autofiltrantes se han desarrollado para reducir al mínimo la exposición a contaminantes de origen biológicos difundidos en el aire, pero no excluyen completamente el riesgo de exposición, infección y enfermedad.

El Nivel Mínimo Aceptable de Protección cuando estamos hablando de Riesgo Biológico debe ser el que nos proporciona la Mascarilla contra las partículas de clase FFP2; Aunque la recomendación que desde Ramos STS, cuando de Riesgo Biológico se refiere es Mascarilla de clase FFP3, en la medida de lo posible sin Válvula, aunque es admitido el uso de Vlavula para y según que exigencia.

La normativa técnica europea no contiene alguna referencia específica a los métodos de ensayo para medir la efi cacia de los respiradores contra el riesgo biológico, pero indirectamente han sido efectuados los siguientes test: • BFE (Bacterial Filtration Effi cency ) y FPR (Fluid Penetration Resistance), según la norma EN 14683:2005 para testificar la eficiencia de filtración bacteriana y la eficiencia contra la penetración de los fluidos; • VFE (Virus Filtration Effi cency) para ensayar la efi ciencia de fi ltración a los virus y a los agentes infectantes (bacteria, parásitos, hongos) del grupo 2 y 3 según lo estipulado por la directiva europea 54/2000/CE incluso ántrax, EET (encefalopatía espongiforme transmisible), y todos los virus de la gripe.  

El simple hecho de llevar un equipo de Protección Personal no garantiza la protección. El efecto protector de los trajes solo puede garantizarse si la prenda se pone y se quita de forma correcta y si se cumplen los procedimientos de trabajo adecuados. Si se quita un traje de forma incorrecta, la persona que lo lleva puede contaminarse, a su vez que el riesgo se multiplica dado que también existe para las personas que participan en la quita de la ropa y desinfección de la persona y los desechos resultantes.

Es importante insistir en el entrenamiento, conocimiento de los equipos, así como de responsabilidad respecto al riesgo que estamos expuestos, dado que un derrame o accidente químico puede atenderse a corto plazo, y controlarse, pero una infección puedo suponer la propagación.

Para más información:
[email protected]
(+34) 91 797 65 50
www.sts-proteccion.com
Ramos Servicios Tecnicos Y Suministros S.L
SEGURIDAD E HIGIENE LABORAL

Tel: +34 91 797 65 50 / 91 797 63 13
E-mail: [email protected]

2009 © Ramos servicios técnicos y suministros, S.L.
Todos los derechos reservados | Aviso legal